Esta es una traducción del artículo «Where is the YouTube for Podcasts?» escrito por Lindsay Patterson

Traducción por Ian Gonzalez

Los podcasts están en la plataforma incorrecta. La mayor plataforma de podcasts, iTunes, no sirve mucho para los creadores que la llenan de contenido. Siempre me pregunto por qué los podcasters se ven aferrados a una plataforma que, básicamente, es una caja negra. Se habla mucho sobre cómo viralizar audio, cómo ganar dinero en el podcasting, cómo medir tu audiencia, y demás. Pero las soluciones actuales para todos esos temas son solo parches para la insuficiencia real: la falta de una gran plataforma de podcasts diseñada para lidiar con todos esos problemas.

Hace unos meses, Emily White redactó un artículo donde logró visibilizar las frustraciones tecnológicas de los oyentes: “¿Dónde está el Instagram para el audio?” (“Where is the Instagram for Audio?”). Así, desde la perspectiva de los creadores de contenido, pregunto “¿Dónde está el YouTube para los podcasts?”

No voy a argumentar que un traspaso directo del modelo de YouTube es la solución; YouTube tiene muchísimos problemas. Aun así, necesitamos observar las plataformas de audio y video para notar lo atrasadas que están las plataformas de podcasts en comparación con los demás medios digitales.

1. Monetización simple

  • Los podcasters tienen que elegir un modelo de negocios y esforzarse mucho para gestionarlo; patrocinadores, donaciones, eventos en vivo, contenido exclusivo, Kickstarting, artículos de merchandising… Para conseguir publicidades, el “estándar de la industria” exige veinte mil descargas cada episodio. Eso es mucho.
  • Sin importar la magnitud de su audiencia, los youtubers que deseen agregar publicidades a sus videos hacen un clic. Listo. Acabas de abrir un flujo de ganancias. Además, subir videos a YouTube es gratis; mientras que los podcasters tienen que pagar su hosting. Un poco injusto…
  • Existe un positivo debate sobre las implicancias éticas de los patrocinadores, que surge del ámbito de la radio pública. Creo que es válido el argumento de que los podcasters tienen una ventaja en cuanto al control de la relación con patrocinadores; pero seguramente haya una solución que contemple ambas posturas —que los podcasters tengan la opción de rechazar posibles patrocinadores—. Cabe destacar también que una parte sustancial de los creadores de podcasts no provienen de la radio pública y no tienen las mismas preocupaciones editoriales que los productores de radio pública.

2. Datos útiles

  • Los datos sobre los oyentes de podcasts están bloqueados en la plataforma que cada oyente elige, y la disponibilidad de los datos varía según el servidor donde esté alojado el podcast. No hay un estándar para medir nuestra audiencia (¿cuántos oyentes tengo? ¿y descargas? ¿y escuchas?), y iTunes no da información precisa sobre nuestros suscriptores. Los podcasters tienen que adivinar estas cifras.
  • YouTube presenta un portal especializado que provee datos detallados y útiles para el creador sobre la demografía de su audiencia, fuentes de tráfico, minutos vistos, rendimiento general, etc.
  • En cualquier medio, el análisis de datos supone una ventaja significativa cuando se busca generar una audiencia y aumentar su participación. Los podcasters están privados de tal ventaja; es inaceptable.

3. Descubrimiento de contenido

  • Facilidad de divulgación
    • Se considera a Soundcloud la mejor plataforma para compartir, pero varios podcasts no están en Soundcloud, y se dificulta compartirlos. La falta de una única plataforma pone al audio en desventaja.
    • Todos los videos de YouTube pueden difundirse fácilmente, y los usuarios ya conocen la interfaz.
  • Búsquedas fiables y sólidas
    • La opción de búsqueda de iTunes es mala. (Audiosear.ch busca una solución)
    • Cuando uno busca contenido específico en YouTube o Google (como un profesor buscando contenido multimedia para su clase), sabe con certeza que los resultados muestran lo que haya.
  • Contenido relacionado
    • Descubrir nuevos podcasts es difícil. Es la razón por la que la gente está tan dispuesta a conocer nuevos podcasts por amigos, artículos o newsletters. Aunque iTunes muestra contenido relacionado, esto no indica calidad.
    • En YouTube, se te muestra contenido relacionado automáticamente; más de lo que has estado mirando o nuevos canales que puedan interesarte. Y la calidad de los videos puede indicarse por el número de reproducciones (obviamente, este no es el sistema perfecto).

4. Interacción directa con la audiencia

  • Los youtubers exitosos saben bien que una relación dinámica con su audiencia es vital; piden feedback directo y la comunidad puede responderle e interactuar fácilmente mediante los comentarios (repito: no todos los comentarios son buenos, pero permiten el feedback).
  • Los comentarios en los podcasts no existen. A menos que los podcasters se conecten con su audiencia mediante otra aplicación o rueguen para que le den reseñas, es raro que tengan feedback directo. Y a menos que tengan otra plataforma para su comunidad, sus oyentes no tienen muchas oportunidades para conectarse entre ellos. Cada oyente tiene una experiencia individual… en un mundo que valora cada vez más las experiencias conjuntas.

El podcasting permite innovación constante. Cada dos semanas pareciera haber un nuevo newsletter de podcasts, una nueva red de podcasts, un nuevo foro para conectar podcasters y oyentes, una nueva aplicación. Pero estas novedades son como parches para un saco lleno de agujeros; podemos usar todos los parches que queramos, pero los agujeros siguen allí, por debajo, y se están agrandando.

Necesitamos una plataforma de podcasting extensiva y completa que garantice 4 elementos esenciales:

  • Ayudar a los creadores a ganar dinero.
  • Proveerles datos útiles.
  • Ayudar a los usuarios a descubrir nuevo contenido.
  • Promover la interacción entre creadores y oyentes.
Comentarios