Creador de sueños ajenos y forjador de los suyos propios, el inolvidable Stan Lee ha trascendido de manera definitiva a ese lugar que solo unos pocos pueden ocupar.

De su cabeza y hace más de cincuenta años, surgieron personajes que tienen plena vigencia en el día de hoy y generan millones de dólares alrededor del mundo.

Optimista como pocos y un apasionado por la creación, el viejo Stan siempre se encargó de motivar y darle ánimo a los fans de todo el mundo, asistiendo a tantas convenciones como pudiera y respondiendo de manera gentil a todo aquel que se acercara a saludarlo.

Con Stan se va parte de nuestra inocencia e innumerables momentos vividos y leídos que jamás olvidaremos y gracias a los que algunos de nosotros, logramos atravesar las vicisitudes de nuestro aburrido día a día.

Stan Lee a muerto pero sus creaciones vivirán con nosotros por siempre.

Siempre preocupado por ánimar a sus fans, en febrero de este año y mientras se recuperaba de una fuerte neumonía, les dedicaba estas palabras en un video colgado en las redes:

Hola, héroes. Soy Stan y estoy haciendo este pequeño (video) para Twitter porque quiero que sepan cuánto aprecio todos los mensajes que han estado enviando. Esa es la razón por la que estoy usando gafas, porque me estoy volviendo ciego leyéndolos todos, pero vale la pena.

Son los mayores fans del mundo y quería recordarles que todos mis mensajes están solo en Twitter, no en los otros grupos (Facebook, Instagram, etc.), porque no puedo con todo. Así que he elegido Twitter y espero verlos aquí tan seguido como sea posible porque los amo a todos. ¡Excélsior!

Comentarios