The Walking Dead: 5 Muy buenos momentos de A Certain Doom

Y un día volvió The Walking Dead… Es cierto que luego de tanta espera, el episodio “final” de la temporada diez nos deja con sabor a poco pero finalmente pudimos conocer lo que la serie tenía preparado para cerrar la historia con los Susurradores.

Ahora tendremos que esperar, en principio a qué la pandemia ceda algo de terreno y luego a que The Walking Dead retome sus rodajes. Recién entonces podremos conocer los episodios extras de la temporada diez que funcionarán como antesala del final definitivo de la serie.

Mientras tanto, A Certain Doom nos mostró el desenlace de uno de los arcos más importantes de la serie y queremos repasar cinco de los momentos más importantes del episodio.

El delirio místico de Beta

Cómo si fueran pocas las dudas que despierta el accionar de los Susurradores entre los caminantes, al inicio del episodio vemos a Beta manteniendo una actitud muy particular para con ellos particular para con estos.

El gran villano parece controlarlos a su antojo y hasta nos da la sensación de que los caminantes detienen su marcha y giran para mirarlo a la cara.

Recién con el transcurrir de la trama entendemos que se trata de la imaginación de Beta quien recuerda sus épocas de Rockstar en varios momentos.

El personaje de Ryan Hurst se siente uno entre ellos y hasta en el momento de su muerte, se siente adorado por aquellos a los que considera sus protectores.

Cada una de estas escenas hace un correcto uso de clásicos elementos del cine de terror que no deben faltar en ningún episodio de The Walking Dead.

Sin distanciamiento social

Daryl y varios personajes deben camuflarse entre la horda para llevar adelante su plan.

El riesgo de andar entre los caminantes se vuelve aún más peligroso cuando hay Susurradores involucrados. La imposibilidad de distinguirlos con anticipación o de actuar de manera normal ante alguna amenaza hacen que la escena resulte agobiante.

Cualquier gesto o movimiento puede dejarlos en evidencia frente a los muertos y evitar el ataque de los Susurradores resulta imprescindible para sobrevivir.

Cómo era de esperar, el plan no resulta infalible y es Beatrice quien se despide para siempre de la serie.

Padre Gabriel desencadenado

Hablemos de evolución de personajes. El Padre Gabriel Stokes tuvo su primera aparición en The Walking Dead pidiendo ayuda sobre una roca.

Su cobardía le valió el odio de varios personajes y de una gran parte del público. Sin embargo, con el transcurrir de los años y los episodios, su figura fue ganando relevancia tanto adentro como afuera de la pantalla.

En este episodio lo vemos a cargo de la resistencia, liderando la defensa del edificio y quedándose hasta el final cuando los Susurradores se encuentran a punto de tirar abajo la puerta. Entregado a su fe, Gabriel carga su arma mientras reza, regalándonos uno de los mejores momentos del personaje en la serie.

Cuando rompen la puerta, tres Susurradores caen antes de que Gabriel quede a su merced. Pudo ser su último momento en la serie, pero no lo fue.

El regreso de Maggie

Era un secreto en voz alta. Todos sabíamos que Maggie regresaría pero poco se conocía sobre de qué manera lo haría.

Su aparición, además de salvar a Gabriel en el momento justo, nos permite conocer al personaje que tal vez tenga la mejor presentación de todo The Walking Dead.

El ninja enmascarado salva primero a Alden y Aaron para luego asegurar la supervivencia de Gabriel. Maggie también hace lo suyo para volver a lo grande.

Su presencia será aún más importante en los próximos episodios pero al final de A Certain Doom nos regala el emotivo momento del reencuentro con Judith.

La muerte de Beta

Es cierto que tal vez le faltó algo de espectacularidad. El duelo Daryl/Negan/Beta era muy esperado por el fandom y había muchas ganas de ver a Daryl y Negan trabajando en equipo.

No obstante, una muerte repentina cómo esta también resulta efectiva gracias a la sorpresa. Mientras todos esperábamos un triple duelo en el que varias veces alguien estuviera a punto de morir, la serie lo resolvió en apenas tres momentos.

La presencia de Negan para llamar la atención de Beta nos anticipa el inminente desenlace. Daryl interviniendo para salvar a su exenemigo nos sorprende. Y nadie esperaba que dos puñales se clavaran en los ojos de Beta en el instante siguiente.

A continuación, todo es maravilloso. Beta se deja abrazar por su gente, tal como lo haría en sus épocas de rockstar. En su mente, es adorado por sus seguidores aunque en realidad lo estén devorando.

Es la primera vez que vemos el rostro de Ryan Hurst al descubierto en la serie. El detalle de Negan sabiendo cuál era el pasado de Beta también es genial.

The Walking Dead regresó con un gran episodio final que además de estos cinco buenos momentos, nos dejó varias situaciones que seguiremos analizando a lo largo de toda la semana.

Será recién en 2021 cuando sepamos de qué manera continúa está historia. Mientras tanto, nos mantendremos atentos al estreno de TWD World Beyond y al regreso de Fear TWD.

Comentarios

ajenoaltiempo

Director y Redactor en Radio de Babel. Redactor en Amitosai Blog. Redactor en Cineverso ASN. Escritor de Terror y no tanto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *