The Walking Dead – Andando con los Susurradores

Después de la polémica generada sobre el modo de vida de vida de los Susurradores, hemos realizado un minucioso análisis sobre detallando de qué manera logran desplazarse entre los muertos sin llamar la atención.

¿Las máscaras? ¿El olor a podrido por no bañarse? ¿Un hechicero lo hizo? Todos los secretos se terminan en este momento.

La primer duda del episodio llega cuando vemos a Lydia caminando entre los Susurradores sin usar máscara ni ropa como los demás. Vamos a destacar, en primer lugar, que en ese grupo no hay muertos. Solamente Alpha, Beta, Lydia y los suyos se desplazan hacia el campamento por lo que el peligro es escaso.

Si bien Lydia tiene ropa limpia, no está camuflada y nos imaginamos que huele bien, su forma de caminar es similar a la del resto del grupo. Lo hace con los hombros encorvados, con pasos erráticos y manteniendo la cabeza baja. Está claro que un vivo notaría de manera inmediata la diferencia entre ella y un muerto pero los Susurradores, en este caso, solamente se protegen de los muertos.

¿No hay muertos alrededor de los Susurradores?

Lydia y Alpha con los Susurradores

No los hay. Si prestamos atención no escucharemos gruñidos ni gemidos como habitualmente hacen los caminantes. Solo se trata del mismo grupo que acudió a Hilltop desplazándose hacia su campamento.

Si es así, entonces, ¿por qué caminan como si fueran muertos cuando nadie los está observando?

Desde mi punto de vista, siempre que se movilizan en manada lo hacen así. En lugares abiertos, como en los que veremos que se desplazan en este episodio, no es fácil saber si alguien los está observado. Es una actitud adquirida, aprendida y repetida durante mucho tiempo. Es lo que garantiza su supervivencia y, también, el factor sorpresa en caso de enfrentarse con alguna amenaza.

En varias ocasiones los hemos visto acercarse a seres humanos y mantener su actitud de caminantes hasta último momento. En la presentación de los Susurradores en la serie los vimos perseguir a Rosita y Eugene sin jamás apurarse para alcanzarlos. También cuando persiguieron al grupo justo antes de la muerte de Jesús. No fue hasta el momento de enfrentarse cuerpo a cuerpo que se volvieron más agresivos. De esa manera, sus posibilidades de dar el primer golpe siempre son muy altas.

Otro detalle es el que puede apreciarse cada vez que Alpha se detiene para mirar a los ojos de su hija y recriminarle por sus errores. En esos momentos, en lugar de detener la marcha, el grupo comienza a caminar en círculos alrededor de ellas dos. También, cada vez que retoman el paso y vuelve a detenerse, el grupo vuelve a proceder de la misma manera sin que ella tenga que darles ninguna indicación.

Todos para uno

El campamento de los Susurradores

De esa manera, todo el grupo está protegiendo tanto a Alpha como a Lydia, quien se desplaza junto a ellos sin su camuflaje habitual.

Cuando llega el momento de tomarse un descanso, todos lo hacen de manera silenciosa y manteniendo distancia unos con otros. En esta escena podemos apreciar un poco más sobre las pocas interacciones entre los diferentes miembros del grupo cuando se encuentran expuestos.

A continuación, en un plano abierto, los vemos mantener su actitud de caminantes incluso cuando se encuentran rodeados de arbustos y pueden tener mejor control sobre quién los está observando. En este momento, Henry ha sido capturado por Beta y camina junto al grupo. A él también lo rodean Susurradores. Tanto adelante, al costado como atrás, el grupo lo protege ante su falta de camuflaje.

En esta segunda parte Alpha vuelve a realizar un alto en el camino para dirigirse a Lydia y los Susurradores vuelven a caminar en círculos hasta que su líder retome la marcha. Nuevamente, no hay ninguna señal de alto ni de volver a marchar. Alpha simplemente avanza o se detiene y quienes están a su alrededor saben exactamente qué deben hacer.

Al llegar al próximo claro se encuentran con una pequeña horda que deambula a poca distancia. Le dan la bienvenida a Lydia y vuelven a avanzar hacia los caminantes que acaban de aparecer. Sin embargo, no se unen a ellos sino que pasan de largo para entrar definitivamente en su campamento.

Ni bien ingresan allí, su actitud cambia de manera radical. No solo dejan de caminar como si fueran muertos vivientes, sino que también podemos ver otras interacciones. Adentro del campamento, en donde saben que nadie los observa, son libres de andar y hasta de comunicarse en voz alta. No es necesario portar máscara ni mantener una “actitud susurradora” en casa.

Puertas adentro

Daryl - Whispers

No obstante, si observamos el momento en el que Alpha mata y degolla a los traidores, el resto del campamento se mantiene en absoluto silencio y con la cabeza baja.

El cuerpo de estos dos Susurradores que consideraban abandonar a Alpha es arrastrado hasta las afueras del campamento. Allí podemos ver una especie guía de la pequeña horda que vimos afuera quien les ordena dejar el cuerpo en el piso para que la horda pueda acercarse. A continuación, seguramente guiados por otro Susurrador, la horda se dirige hacia allí para alimentarse de los cuerpos.

Ese es el momento en el que Daryl observa la horda desde lejos. No sabemos cuánto hace que los está siguiendo pero no solo acaba de descubrir el campamento, sino también que la horda que protege sus alrededores está guiada por algunos Susurradores. De hecho, el guía que se acerca a los cuerpos lleva el poncho que más tarde usará Daryl para rescatar a Henry.

El desenlace del episodio se da cuando un grupo de caminantes ingresa en el campamento y genera la distracción para que Daryl pueda llevarse a Henry y a Lydia. Esa horda de caminantes es la que custodiaba el acceso al campamento y lo único que tuvo que hacer Daryl fue eliminar al líder que la guiaba.

Hecho esto, la horda seguramente se dirigió hacia donde escuchó, olió o percibió la mayor concentración de personas.

En este momento también podemos analizar el comportamiento de los Susurradores. En cualquier otro campamento, Alexandria, Hilltop o el que fuera, los vivos escaparían aterrados de los muertos. Habría gritos, confusión y desesperación.

Si bien algunos Susurradores son tomados por sorpresa y mordidos, aquellos que tienen la posibilidad vuelven a camuflarse de manera inmediata con los caminantes. Cada uno busca su máscara y vuelve a imitar la conducta de la horda para pasar desapercibidos y preservar su vida. Nadie asiste o ayuda a los que cayeron.

En conclusión, el método de vida de los Susurradores resulta efectivo gracias a que ellos mantienen su actitud casi todo el tiempo. No son las máscaras sino su forma de andar, de caminar y de moverse en medio del apocalipsis zombie lo que asegura su supervivencia.

¿Qué te parece el método de vida de los Susurradores? ¿Serías capaz de mantener esa actitud durante tanto tiempo?

Comentarios

ajenoaltiempo

Director y Redactor en Radio de Babel. Redactor en Amitosai Blog. Redactor en Cineverso ASN. Escritor de Terror y no tanto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *