Whiskey Cavalier, la nueva serie de Lauren Cohan, se ha estrenado en Estados Unidos con críticas y comentarios bastante dispares y te vamos a dar nuestra opinión personal sobre el primer episodio de la serie.

En primer lugar tenemos que decir que Whiskey Cavalier es una serie liviana, uno de esos tantos procedimentales que a los norteamericanos les gusta ver durante la hora de la cena y que debe ser entretenido, dinámico y, dentro de las posibilidades, apto para todo público. En este sentido, podemos confirmar que la serie cumple con todas estas condiciones.

A primera vista, en este piloto no veremos nada que no hayamos visto en Castle, en Bones o en cualquier serie del mismo tipo pero, al contrario de estas series, la química entre los protagonistas no parece fluir de manera tan natural.

En esta serie, Scott Foley interpreta a un implacable agente del FBI con el
corazón roto por una reciente separación, cuya misión se ve afectada por la intervención de una (¡SPOILER ALERT!) agente de la CIA interpretada por Lauren Cohan.

A lo largo de todo el episodio ambos protagonistas se perseguirán mutuamente hasta unificar sus caminos formando un nuevo equipo de elite que, imaginamos, le tocará resolver de a un caso por vez. La presentación de los personajes es objetiva y concreta, dejando en claro la personalidad de cada uno de ellos y las diferencias entre ellos que constituirán lo más interesante de la serie en lo que resta de la temporada pero, a pesar de repetir una formula por demás exitosa, la serie no parece tener intenciones de proponer nada nuevo.

Lo que resulta más curioso es lo bien que se lo puede ver a Foley en su papel de Will Chase y lo raro que resulta (al menos para quien escribe esto) ver a Cohan interpretando un papel tan diferente al de Maggie.

A primera vista, da la sensación de que a la actriz le faltara preparación para las escenas de acción (que no son pocas) y que no se sintiera cómoda con el rol de heroína de acción que le ha tocado interpretar.

También es cierto que no se puede valorar la serie por un solo episodio y que tanto las actuaciones como la interacción entre los actores debería mejorar con el rodar de la serie así que, aunque no se pueden esperar grandes cosas de Whiskey Cavalier, habrá que darle algunos episodios de margen para que logre convencernos de acompañar a Maggie en esta nueva aventura y para qué pueda ayudarnos a comprender si valió la pena alejarse de The Walking Dead.

Comentarios